SUBVENCIÓN PARA EL PROYECTO ERASMUS + KA1 PARA PROFESORES

El Colegio San José (HH Maristas) de Logroño obtiene la subvención para el proyecto Erasmus + KA1 para formación de 13 profesores.

 

El colegio San José (HH Maristas), de Logroño, participa en el programa Erasmus+ con su proyecto `Looking Forward´ (`Mirando hacia delante´) para formación de profesorado.

 

El pasado 5 de diciembre se anunció por parte de la comisión de Erasmus +, gestionado en España por parte del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE), la concesión de la subvención para el proyecto `Looking Forward´, del colegio San José de Logroño dotado de fondos europeos.

Se trata de un proyecto institucional que cubre todas las etapas del colegio, desde Pre-escolar, Infantil, Primaria, Secundaria hasta Bachillerato con docentes de todas ellas.

A lo largo de 13 meses, el colegio realizará diferentes actividades programadas en el proyecto `Looking Forward´, como colofón de las 13 movilidades que los docentes realizarán en diferentes países de la Unión Europea, todas ellas en lengua inglesa. Los docentes utilizarán parte de sus periodos vacacionales, especialmente estivales, para su formación en Italia, Malta, Alemania, Grecia, República Checa y Chipre.

Este proyecto dará la oportunidad a los 13 docentes de desarrollar y mejorar sus competencias profesionales y de compartir experiencias con otros compañeros europeos para abordar retos comunes como son: las competencias digitales, refuerzo de idiomas (lengua inglesa), la mejora de la calidad y métodos de enseñanza y el patrimonio cultural europeo.

La coordinadora del proyecto, Esther Medrano, señaló: `Nos sentimos ilusionados por haber conseguido la subvención de fondos europeos. Sabemos que sólo otro proyecto ha sido beneficiario este año en La Rioja de dichos fondos, lo que nos hace considerarlo un orgullo a la vez que una gran responsabilidad para mejorar nuestra calidad educativa y hacer que el colegio San José de Logroño siga siendo un referente en la educación en La Rioja. Nos esperan trece meses de duro trabajo, pero confiamos en que merecerá la pena.’