INTERCAMBIO: DÍAS 1 Y 2: PRIMERAS EXPERIENCIAS HOLANDESAS

El domingo a primera hora de la mañana nuestros chicos y chicas eran recibidos cálidamente por sus familias de acogida y pasaron el resto del día conociendo el que será su nuevo hogar los próximos días. Tiempo para conversar con su alumno de intercambio, conocer a su familia, pasear por la ciudad...


En definitiva, asentarse para iniciar la semana de intercambio que comenzaban hoy lunes con la inauguración oficial de la “semana internacional” en el Zernike College de Groningen con el director del centro como maestro de ceremonias.

Les han explicado en qué consiste el proyecto internacional del que forman parte, les han deseado una feliz estancia y buen aprovechamiento del tiempo que van a pasar aquí recordándoles que es una oportunidad única y les han despedido en cada una de las lenguas oficiales de los países a los que los colegios adheridos al programa pertenecen: Francia, Italia y España entre ellos.


Una vez hecha la presentación tocaba ponerse manos a la obra. Les han separado en distintos grupos, mezclados con alumnos de diferentes nacionalidades y durante el día han realizado diversas actividades: por la mañana han completado un “selfie walk” por la ciudad, recorriendo los puntos turísticos más emblemáticos haciéndose una foto selfie con sus compañeros de grupo. Tras almorzar en el comedor del colegio han asistido a cuatro lecciones de 30 minutos de duración cada una, lideradas por los propios profesores del colegio holandés, tratando distintos aspectos de la cultura de su país.

Una de ellas ha consistido en una cata de productos típicos holandeses, como las famosísimas “Stroopwafel” (galletas con sirope de caramelo) que sin duda han causado furor entre los asistentes. Otro de los talleres versaba sobre la geografía del país, a través de un cuestionario que debían responder con la ayuda de un atlas o por deducción. Interesante forma de conocer el tamaño real del país, el número de habitantes, sobre qué se sustenta su rica economía y por qué motivos emigrarían o no a Holanda. Interesantes opiniones y un papel destacado de los nuestros a la hora de abordar los temas.

Tocaba un taller algo más distendido y para ello nada mejor que la fiesta que han montado en el aula 3: ¡taller de juegos típicos en fiestas! A pesar de que la timidez propia de estos encuentros les impide implicarse al máximo, nuestros alumnos han disfrutado en una serie de juegos sencillos pero divertidos que son ideales para pasar un buen rato con amigos. Para finalizar, un taller de deportes donde han tenido la oportunidad de practicar un típico deporte holandés conocido como “Korfball”, un híbrido entre el baloncesto y el netball, en el que se juega sin tablero y no se puede botar el balón. ¡Muy divertido!


El resto de la tarde la han pasado con sus compañeros de intercambio. Sabemos que algunos han subido a la torre Martini, el edificio más carismático y representativo de Groeningen.
¡Mañana nos vamos de visita a Amsterdam!

Categorias: