INTERCAMBIO CON ALEMANIA: ÚLTIMO DÍA

Nos queda solamente un día en Langensteinbach, pero no pensamos desaprovecharlo. Tras asistir a clase las dos primeras horas, el grupo de alumnos españoles acompañados por sus profesores y por Anne (en Alemania, Frau Wörn), la profesora de español que ha hecho posible que el intercambio haya salido adelante a la perfección, hemos ido a visitar el ZKM Museum, una visita obligada en Karlsruhe, por ser un museo que mezcla ciencia, tecnología y arte, de forma interactiva.

Primero, hemos tenido tiempo para visitar una exposición sobre videojuegos, que obviamente, ha sido de grato interés para nuestros alumnos. No una exposición al uso, sino una forma original de conocer la historia y desarrollo de este medio de entretenimiento, así como novedades que buscan un nuevo concepto y filosofía dentro de este mundo en constante evolución. Así, han podido optar por juegos más clásicos o porotros, por ejemplo, que se manejaban a través de los movimientos del cuerpo. Un interesante acercamiento a algo tan cotidiano para ellos.

A continuación, hemos realizado una visita guiada a otra parte del museo donde la participación de los nuestros ha sido vital, ya que todas las obras de arte que hemos visto se creaban a través de la interacción humana, ya fuese por voz, por tacto o por movimiento. Nuestros estudiantes han creado dibujos con la voz, han dibujado un cuadro y han compuesto música acariciando plantas naturales o han creado composiciones musicales con la ayuda de unos dados y unas fichas modificados para tal efecto. Ha sido una visita interesante ya que más allá de ver han podido hacer y sentirse parte de la exposición.

Por la tarde, hemos visitado el conocido castillo de Karlsruhe, pudiendo subir a su torre, desde donde se divisa una panorámica de la ciudad que muestra la perfecta y curiosa forma de abanico de ésta. La lluvia además nos ha respetado y hemos podido disfrutar de un picnic en los jardines anexos, donde han jugado al fútbol, han paseado o simplemente han charlado escuchando música.

Desgraciadamente para nuestros chicos, su aventura en tierras germanas está tocando a su fin. Mañana muy temprano saldremos en tren para Colonia, donde cogeremos un vuelo que nos llevará de vuelta a España. Atrás dejarán a las que por una semana han sido su familia de acogida, a sus compañeros a los que por suerte volverán a ver pronto, las visitas, las anécdotas, en definitiva, una experiencia única que nuestros alumnos han podido disfrutar y de la que seguro han aprendido mucho. Por suerte, esta despedida no es un adiós, sino un hasta luego, ya que en marzo del año que viene volverán a reencontrase con sus amigos para poder vivir otra semana plena de actividades y ejercer de anfitriones y representantes de su ciudad y de su país. Contamos ya los días que faltan para ese nuevo encuentro. ¡Tschüs!


 

Categorias: